Una de las estrategias para vencer a la pandemia del Covid fue el Teletrabajo (Home Office). Las empresas pudieron adoptar esta modalidad en diferentes áreas, lo cual, generó ventajas para ambas partes, tanto para los empleadores como para los colaboradores.

Para los primeros, con el teletrabajo, la productividad se hace más eficiente, quizá porque los colaboradores empezaron a distribuir mejor su tiempo, ya sin el cansancio generado por el camino de casa a la oficina y viceversa (en muchos casos hasta de dos horas), adicional, por el ahorro generado en gastos de transporte y comida. Así mismo, el trabajo remoto ayudó a las empresas con un personal que maduró con más rapidez en sus aptitudes y el uso de herramientas tecnológicas. Sin embargo, también se tuvieron consecuencias y afectaciones en la perdida de la convivencia entre los integrantes de los equipos de trabajo.

El año 2022 será un periodo de tomar decisiones en distintos temas para las organizaciones, en especial, el de reincorporar o no al total de los colaboradores a sus lugares de trabajo. La decisión es probable que no se pueda asumir solamente por la dirección o los colaboradores, lo más factible, será un tema de consenso que secunde a los colaboradores dentro de un marco humano en el cual se valore la necesidad del contacto y la socialización sin tener de por medio una pantalla. En mi opinión, lo más sensato sería implementar un sistema híbrido de regreso al trabajo, que permita mantener la productividad y promover esa cercanía con las personas para romper con la rutina que impuso el aislamiento.

En noviembre del 2021 un estudio de IBM presento resultados en el cual un 52 % de los colaboradores de oficinas preferían seguir en casa con eventuales visitas al lugar o citas de trabajo. Un 28 % señaló que quería regresar, pero con la posibilidad de trabajar ocasionalmente desde casa. Solo un 11 % declaró que le gustaría volver todos los días a la oficina. Otros estudios de carácter público indican que un 76 % de los colaboradores que aún se mantienen en home office quieren regresar a sus lugares de trabajo bajo un modelo híbrido (un par de días en casa y otros en las instalaciones), un 20 % desea regresar de tiempo completo y solo un 4 % reconoce que no tiene interés por volver a la rutina del trabajo presencial.

Al final, cada empresa tomará la mejor decisión de común acuerdo entre la dirección, los líderes y los colaboradores para trabajar sobre un margen de confianza, además de considerar lo establecido en el Art. 311 y las disposiciones generales del Capítulo XII BIS de Teletrabajo en la LFT, que implica cumplir con aspectos que cada empresa debe conocer y considerar para evitar requerimientos por parte de la autoridad.

Artículo relacionado que te puede interesar: 7 tendencias emergentes en Recursos Humanos para el 2022.

El teletrabajo se entiende como una forma de organización laboral subordinada que consiste en el desempeño de actividades remuneradas, en lugares distintos al establecimiento o establecimientos del patrón, por lo que no se requiere la presencia física de la persona trabajadora en el centro de trabajo, utilizando primordialmente las tecnologías de la información y comunicación, para el contacto y mando entre la persona trabajadora y el patrón, la cual, se regirá por las condiciones de trabajo que se harán constar por escrito mediante un contrato, dentro del contrato colectivo o incluido en el Reglamento interior de trabajo.

Así mismo, la modalidad de teletrabajo implica obligaciones especiales, tales como; proporcionar, instalar y encargarse del mantenimiento de los equipos necesarios para el teletrabajo como equipo de cómputo, sillas ergonómicas, impresoras, entre otros, asumir los costos derivados de la modalidad de teletrabajo, incluyendo, el pago de servicios de telecomunicación y la parte proporcional de electricidad, registro de los insumos en materia de seguridad y salud en el trabajo establecidas por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. Implementar mecanismos que preserven la seguridad de la información y respetar el derecho a la desconexión al término de la jornada laboral, entre otras.

Great Team ofrece asesoría, evaluación y/o búsqueda de talento con el perfil idóneo para Teletrabajo. Visita: www.greatteam.mx

Artículo por: Socio Consultor
Great Team – Capital Humano
www.greatteam.mx

Share This